domingo, abril 04, 2010

El viento posee

.
.
.
.
.


. . .


.... tengo que pertenecerme a mí misma .

He de estar sola, o al menos interiormente sola .

Esto significa la renovación constante de una decisión .

Yo no puedo pertenecer a otras personas .

...

Soledad absoluta de la imaginación, la memoria, la voluntad .

Mi amor hacia todo es ecuánime, neutral, limpio .

Ningún exclusivismo .

Sencillo y libre como el cielo ,

porque yo amo a todos y cada uno y nadie me posee,

me retiene o me ata.


Para no ser recordada ,

o incluso deseada ,

he de convertirme en una persona ,

a la que no conoce nadie .

...

Por lo que a mí se refiere mi nombre es ese cielo ,

esos postes de la valla y esos cedros .

Ni siquiera meditaré sobre quien soy yo ,

ni diré que mi identidad no es asunto de nadie ,

porque eso implica una agresividad ,

que está fuera de mí intención .

No tiene ningún sentido .

. . .

Ahora toda mi vida es esto, mantenerme sin trabas .


El viento posee los campos por donde yo paseo,

y ni yo poseo nada ni nada me posee a mí ,

Esto constituye para mí una fuente de inmensa confianza.”







. . .

.
.
.
.





~ mi . versión libre ~ Thomas Merton ~
~
Foto : Celestial Seasonings ~
.
.
.
.

.
.
.
.
.

.

2 comentarios:

Silenciosa-mente dijo...

Recién tengo tiempo de pasar por tu blog pero me sorprendió tu versión libre, es hermoso, verdad!.
Gracias por tu comentario.
Hace tiempo que no hago tai chi y quiero hacer la forma que tu haces, aquí hay algunos buenos profesores, tengo que decidirme.
Un abrazo.
Mónica.

lucia dijo...

Buen dia Mariní, soy seguidora de tu blog y practicante de algunas de las cosas que ahi encuentro, si tienes tiempo pasate por mi blog, yo estoy empezando en esto del internet pero te voy a invitar como amiga de mi pequeño sitio.

saludos
Lucia