jueves, noviembre 13, 2008

SIMPLEMENTE, GRACIAS


Una noche primavera en Parque Chas, escuché esta historia, y cuando descubrí que era real... me conmovió mucho mas, ya que descubrí que solo tenemos que tener presente que cada acto del que somos parte incide en el todo que es la vida de los otros, la del planeta y mas allá aún :
de nuestro espíritu que no dudo desea expresarse brillando cada día con mas fuerza y bondad !!





" A fines del siglo XIX, un campesino escocés, hombre muy pobre, andaba por un camino cuando escuchó un grito lastimero que llegaba desde una ciénaga cercana. Un muchacho se hundía en el barro. Le extendió su bastón y logró rescatarlo. Al día siguiente llegó a su choza un carruaje elegante. Era el padre del muchacho rescatado, un miembro de la nobleza, y venía a ofrecer una recompensa. El campesino rehusó aceptar. El noble observó que el campesino tenía un hijo y se ofreció a costear la educación del chico. Esto sí fue aceptado. Algunos años más tarde, el hijo del campesino se graduó de médico en la escuela del Hospital St. Mary, de Londres, y su nombre trascendería en el mundo. Fue sir Alexander Fleming (1881-1955), el descubridor de la penicilina.
La historia no termina allí. Mucho tiempo después del episodio en el campo, el hijo del hombre poderoso (el mismo que había sido rescatado del pantano), enfermó gravemente de pulmonía y salvó su vida gracias a la penicilina. El noble se llamaba Randolph Churchill, y su hijo era Winston Churchill. "



Aprovecho entonces para dar mis "simplemente gracias" a todos mis afectos y que también son mis maestros, me invitan a recordar lo que Soy, Siento, Creo y Vivo, desde siempre y que no pienso olvidar .

un abrazo para todos.- MARINÍ

1 comentario:

Al dijo...

Excelente!

Muchos besos
Al